Francisco denunció el “lado oscuro” de Internet y, particularmente, cualquier práctica de sexting o sextorsión juvenil, así como “ver en vivo actos de violación o violencia en contra de menores”.

Lo hizo este viernes, hablándoles a los asistentes de una conferencia de tres días sobre Dignidad Infantil en el Mundo Digital, patrocinada por el Vaticano y en la que participan expertos de Microsoft y Facebook, entre otros.

(Crédito: Pablo Blazquez Dominguez/Getty Images)

El papa también habló del uso que los adultos dan a la pornografía en Internet. “Estaríamos engañándonos a nosotros mismos si pensáramos que una sociedad en la que el consumo anormal de sexo por internet es común entre los adultos puede proteger efectivamente a los menores”, dijo.

Según él, la Iglesia católica está especialmente preparada para ayudar a combatir la pornografía en línea y el abuso infantil por sus “dolorosas experiencias” a través de años de abuso sexual infantil por parte de sacerdotes y religiosos.

LEE: Denuncian a religioso que supuestamente abusó sexualmente de sus alumnos por décadas en Chile

“Como todos nosotros sabemos, en los últimos años la Iglesia ha reconocido sus propias fallas en proveer protección a los niños: se han conocido hechos extremadamente graves por los cuales tenemos que aceptar nuestra responsabilidad ante Dios, ante las víctimas y ante la opinión pública”, dijo el papa.

“En los últimos años, nos hemos dado cuenta que ocultar la realidad del abuso sexual es un grave error y la fuente de muchos otros males”, agregó.

LEE: Algunos lo llaman ‘stealthing’, otros abuso sexual

Las palabras del papa se producen dos semanas después de que uno de sus diplomáticos en la Embajada del Vaticano en Washington fue llamado a Roma por “posible violación de las leyes relacionadas con las imágenes de pornografía infantil”. El diplomático, cuyo nombre no se conoce, vive actualmente en el Vaticano.

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, le dijo a la prensa este martes que el Vaticano “está tratando este caso con el máximo de seriedad, el máximo compromiso y la máxima atención”.