El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor)  exhortó hoy a la población a verificar las ofertas y los productos que se comercializan, a fin de evitar riesgos de consumo y afectación a sus intereses económicos.

Anina Del Castillo, directora del organismo estatal, sostuvo que en la Navidad los consumidores tienden a gastar más que en el resto del año, haciendo que los hábitos de consumo cambien, por lo que se hace necesario recordarles sus derechos amparados en la Ley 358-05.

Llamó a los consumidores y usuarios a verificar las luces navideñas, los productos comestibles y otros artículos alusivos a esta temporada, apelando al uso responsable durante una época en la que el consumo se dispara, producto a las celebraciones y la publicidad comercial.

“Debemos velar por nuestros derechos siempre, como Autoridad Nacional Vigilante del Mercado recomendamos siempre una serie de consejos de consumo para la protección de la salud, seguridad y el presupuesto familiar y nos mantenemos en constante vigilancia para que los proveedores cumplan con sus responsabilidades y estén apegados a las Buenas Prácticas Comerciales”, Dijo del Castillo.

Luces Navideñas

La titular de Pro Consumidor destacó, dentro de los consejos a seguir que compren luces navideñas certificadas y verificar el grosor de cables y enchufes no sean muy delgados. Además de cerciorarse de las etiquetas y respetar los instructivos de uso en cuanto a su conexión.

A su vez, a no conectar un máximo de tres series de luces una con otra, a fin de evitar riesgos de incendio por cortocircuito, instalar adornos navideños lejos de las luces de navidad, ya que pueden recalentarse, apagar y desconectar todas las luces o adornos eléctricos durante la noche o si van a salir.

Entre otras recomendaciones puntualiza a verificar las etiquetas, fecha de caducidad de los alimentos, condiciones de venta de los bienes y servicios, comparar precios, características y calidad de los productos, evitar compras por impulso, conservar la factura, la cual será imprescindible para presentar una reclamación ante la vulneración de sus derechos, a exigir el Libro de Reclamaciones y la garantía en los productos adquiridos.